SUSPENDIDO EL SERVICIO DE VENTA ONLINE POR EL COVID-19. Pero seguimos trabajando en ayudarte a descubrir tu mejor versión, ¡llámanos!

Estilo de vida archivos - Kilosout

tumblr_m77jkr3oMl1rsm53yo1_400_large.jpg
18 marzo, 2020

Paloma

Hacía mucho tiempo que no escribía por aquí, y ya tenía ganas. Qué mejor momento para retomarlo que durante mi primer período de cuarentena. 

Veréis, hay mucho “tip” navegando por la red últimamente acerca de cómo pasar la cuarentena de la mejor manera posible: tips para que los niños permanezcan activos, tips para no caer en la desesperación, tips para comprender el COVID-19… Y en KilosOut no queríamos ser menos, pero vamos a hablar, una vez más, de lo que nos compete, de lo que más sabemos, no solo porque haya estudios que lo certifiquen, si no porque lo hemos probado en nuestras propias carnes: LA IMPORTANCIA DE UNA DIETA SANA.

El otro día en el grupo presencial pero a distancia (gracias tecnología) hablamos de lo difícil que resulta no paliar la ansiedad con alimentos prohibidos, de lo difícil que es salir del bucle enclaustrados, de lo fácil que es caer en la tentación. 

Dos de mis hermanas comentaron que de lo primero que habían hecho acopio en los supermercados, no era de papel higiénico, si no (literalmente dijeron) de “mierdas”. 

Tenemos mil tips que nos hablan de cómo mantener un espíritu firme mientras dure el estado de alerta y, sin embargo, seguimos comprando alimentos que (está científicamente demostrado) tienen un efecto negativo en el cerebro, provocando desde respuestas adictivas hasta depresión.

Lo he contado varias veces, dejar de fumar me metió en un bucle sin salida (eso parecía) que no solo me puso 10 kg de más (en la mejor época) si no que no me permitía salir de la tristeza, porque cambié el tabaco por lo que tampoco debía. Dejarlos de nuevo ha sido lo mejor que he hecho en la vida y, a pesar de no salir de casa, sigo acercándome a mi mejor versión. Vamos, que sigo perdiendo peso en cuarentena y, lo más importante, ¡ME SIENTO BIEN!

Según estudios certificados, azúcar, endulzantes artificiales, comida procesada, cereales refinados, grasas saturadas,  fritos, refrescos y alcohol, frenan o disminuyen la producción de serotonina y dopamina (responsables de generar un estado de bienestar), pudiendo ser causa de depresión y ansiedad. ¡Lo que nos faltaba en esta época del Coronavirus!

Además de todas las ideas que nos están dando para pasar este confinamiento de la mejor manera posible es necesario llevar una dieta sana más que nunca. ¡No solo nosotras, si no nuestros maridos e hijos! Os prometo que se puede. 

¿Os imagináis la cara de la gente cuando nos vean después de esto, y nos encuentren más delgadas? Estoy deseándolo. Pero, ¿os imagináis que comemos tan bien todos en casa que la ansiedad por el encierro disminuye, la tristeza desaparece y el bienestar aumenta? Yo sí.

CoachingConsejos SaludablesEstilo de vidaHábitos SaludablesMotivaciónNutriciónPsicología
dab539126169d7665e5c4d5846058e4d-e1558080058291.jpg
17 mayo, 2019

Miriam

Iniciamos una programa que nos ayudará a destaponar el bloqueo emocional, antes, durante y después de enfrentarse al gran cambio de percepción de uno mismo. La primera convocatoria del pasado Lunes 13 fue un éxito! ¡áforo completo! ¡No te pierdas la siguiente charla!

Estilo de vidaMotivaciónTestimonios